Debido a la apertura de nuevos mercados y a la nueva era digital en la cual estamos inmersos, la «diplomacia corporativa» se convierte en una necesidad en el mundo empresarial en el siglo XXI.

Junto a protocolo, la diplomacia se perfila como una herramienta estratégica en el mercado de la política exterior corporativa. De esta manera, el protocolo y la diplomacia en su más estricto sentido se consolidan como los verdaderos vectores de la comunicación. Una comunicación que traspasa fronteras, lenguas de muy diverso origen y culturas diametralmente opuestas.

La diplomacia corporativa aporta valor a la propia empresa y es la herramienta perfecta para transmitir:

Transparencia

Credibilidad

Coherencia

La diplomacia corporativa  posee un carácter transversal y poliédrico que afecta a todos los departamentos  de la empresa. Además afianza la propia identidad corporativa.

Actualmente contamos ahora con la aparición  de una nueva figura: el diplomático corporativo, ese directivo  que se convierte en el propio embajador de su empresa y en una de las piezas claves de la diplomacia corporativa.

Será la inteligencia emocional y estratégica la que guíe todos los pasos y acciones del diplomático corporativo; gestionando  la multiculturalidad y la mediación con excelencia y ética profesional.

Para que la diplomacia corporativa  sea efectiva, el capital humano se convierte en el  primer foco de interés.

¿Qué beneficios aporta la “diplomacia corporativa” al mundo empresarial?

  • Capacidad de adaptación y colaboración continua en el panorama internacional.
  • Instrumento de dirección estratégica para aportar “veracidad, credibilidad, precisión, sutileza, y cercanía a las audiencias” entre otros.
  • Promoción de los propios intereses de la empresa.
  • Contribución a la defensa de la reputación, credibilidad, buena imagen y percepción de la empresa.
  • Crea y aporta “valor” de forma transversal.
  • Ampliación del ámbito de influencia para cumplir con los objetivos finales.
  • Anticipación ante cualquier riesgo.
  • Capacidad para gestionar, desarrollar, ejecutar y mantener las relaciones externas de la empresa.

 

Protocol & Diplomacy Consultancy asesora y ayuda a las empresas en el proceso de internacionalización en los ámbitos de “protocolo” y “diplomacia” a todo el capital humano, pero muy especialmente al gabinete de presidencia y alta dirección.

Para más información:

info@pedrolsanchezconsultancy.com

+ 34 646 259 259