«Protocolo» y «ceremonial» en las Órdenes

Reproducción parcial del ensayo realizado sobre «protocolo» y «ceremonial en la investidura de nuevos caballeros y damas en las Órdenes.

«Tanto protocolo como ceremonial se convierten en las piezas claves para que cualquier acto en cuestión transmita los propios valores y objetivos de la institución, permaneciendo en la retina del público objetivo por un espacio de tiempo ilimitado. No obstante, estos dos términos comentados anteriormente se materializan en una palabra clave: “solemnidad”. En el caso que nos compete, cualquier acto realizado por las Órdenes debe irradiar “solemnidad” y “armonía” para que esa tradición histórica y legado cultural se mantengan, proyecten y perpetúen en el tiempo. En caso contrario, estamos atendiendo a una fiesta más cuyo objetivo no es transmitir los valores de la propia hermandad sino asistir a un evento que será recordado sin pena y sin gloria cuyo aporte es nuestro propio reconocimiento social. Es en este caso cuando estamos dando nuestra espalda a una tradición milenaria y a una herencia cultural que, lamentablemente, tendrá los días contados.

La fusión del protocolo y ceremonial en la investidura de nuevos caballeros y damas en las distintas Órdenes tiene que materializarse en un conjunto armonioso de elementos y valores. Para ello es fundamental que los objetivos y misión de la propia Orden se respiren por doquier desde el principio hasta el final del ceremonial de investidura. Han de estar continuamente presentes en la mente de todos y cada uno de los asistentes para que la esencia de la hermandad glorifique el pasado, magnifique el presente y asegure su continuidad en el futuro.

El pasado día 15 de junio de 2019 tuve el honor de asistir como invitado a la investidura de nuevos caballeros y damas de la Asociación Española de caballeros y damas del Temple, más conocida como Orden del Temple, en la bella ciudad de Antequera (Málaga). Un ritual ancestral que me dejó atónito por su singular belleza, armonía y exquisitez debido al enclave, los asistentes congregados y un ceremonial que rendía honores al protocolo. Emoción, cultura y tradición se mezclaban para honrar a una Orden con más de 800 años de historia; siendo la más antigua y venerada de España. Una Orden que rinde culto a sus valores y magnifica un presente con un futuro muy prometedor debido a su contribución a la esfera social.

Pude disfrutar in situ de un acto ceremonial sin precedentes donde estuve arropado por todos sus miembros en todo momento. Me hicieron sentir como uno más de la Orden y me embriagué de sus valores tanto éticos como humanos. Solo tengo palabras de agradecimiento por haberme hecho partícipe de esta venerada y noble Orden donde me sentí como en casa. Gracias a todos y cada uno de sus miembros por abrirme las puertas de la Orden, abrirme sus corazones y brindarme su incondicional amistad. Un acto ceremonial donde el protocolo se convertía en el verdadero hilo conductor del ritual, magnificando y honrando así la grandeza de la Orden en cuestión.

Cuando la excelencia se materializa en todas las acciones de un acto ceremonial mediante la armonía y la solemnidad, nos encontramos ante un legado histórico y cultural que pervivirá por los siglos de los siglos.»

 

Pedro L. Sánchez 
Protocol & Diplomacy Consultancy
www.pedrolsanchezconsultancy.com

Compartir

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *