Relaciones públicas y comerciales diplomáticas para Embajadas y Consulados

            Debido a la nueva situación imperante que asola a todo el orden internacional, el fortalecimiento de las relaciones institucionales y comerciales se convierte en máxima prioridad para todos aquellos organismos e instituciones públicas. Estrechar nuevos lazos de cooperación y fortalecer aquellos que se habían creado inicialmente darán lugar a un nuevo entramado de negociaciones con objeto de poner en el primer punto de mira las relaciones bilaterales entre los distintos Estados.

         Este tipo de relaciones han de contar con una escenografía comunicativa y protocolar perfectamente diseñadas, planificadas y ejecutadas para que el mensaje se convierta en el nexo de unión entre los principales actores involucrados. Es, por tanto, que las relaciones públicas y comerciales diplomáticas juegan un papel determinante tanto dentro como fuera del seno de Embajadas y Consulados con objeto de proyectar un sello de identidad inequívoco que trascienda fronteras, lenguas, sociedades y culturas diametralmente opuestas.

         En este sentido, American Intelligence Group (Consultoría Integral de Seguridad, ciberseguridad, inteligencia y formación en seguridad ubicada en Panamá, y en colaboración con Protocol & Diplomacy Consultancy ponen a disposición de las Embajadas y Consulados tres ejes principales para que esas relaciones públicas y comerciales diplomáticas garanticen la continuidad del mensaje institucional y el fortalecimiento de las presentes y futuras negociaciones en el panorama internacional; así como un punto de referencia a escala social. Estos tres ejes principales se encuentran en los siguientes campos de actuación:

  1. Capital humano de la institución: asesoramiento y formación en materia protocolar y comunicativa para los funcionarios de las Embajadas y Consulados como primer punto de partida entre la institución y la ciudadanía, y la institución y el exterior. El principal objetivo radica en consolidar el sello de identidad de la institución a través de sus gestiones en el ámbito de la comunicación escrita, verbal, no verbal, y protocolar en su día a día; como por ejemplo intervenciones públicas, actos institucionales, y redes sociales, entre otros.
  1. Personal de gestión y servicios, miembros y componentes de la unidad familiar diplomática: asesoramiento y formación en materia protocolar en los quehaceres diarios de la actividad diplomática con objeto de evitar imprevistos, malentendidos o simplemente no saber cómo actuar o interactuar con personalidades del ámbito internacional. De esta forma, se garantiza el conocimiento y puesta en práctica del protocolo internacional; así como el protocolo oficial y social del país de destino. Conocer los usos y costumbres del país receptor se convierten en una de las piezas claves para el entendimiento en las negociaciones internacionales.
  1. Agregadurías comerciales: asesoramiento y formación en habilidades diplomáticas y protocolarias para estrechar los lazos comerciales y de negociación con las distintas empresas y mantener dicha unión a lo largo del tiempo. El cómo, dónde y cuándo se convierten en la base del mantenimiento de esas relaciones públicas y comerciales con las distintas empresas en beneficio de la Embajada y el Consulado.

 

              Los tiempos han cambiado y la forma de relacionarnos con nuestro entorno y el exterior también. Son ahora las habilidades protocolarias y diplomáticas las que se convierten en un requisito sine qua non en materia de negociación.

Fotografía: TeeFarm de Pixabay

 

Pedro L. Sánchez

Protocol & Diplomacy Consultancy

www.pedrolsanchezconsultancy.com

Tlf. + 34 646259259

Compartir

Leer comentarios

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *